El Güegüense – Robusto

Publicado: 13 enero, 2017 por Administrador en Puro humo Enviar este post por email Enviar este post por email

notagueEmpecemos por aclarar el nombre de este tabaco. El Güegüense es una representación teatral de calle, compuesta básicamente por música y bailes, que data del siglo XVII. Se trata de una comedia en lengua náhuatl que son de burla expresaba el rechazo de los habitantes de una pequeña ciudad colonial llamada Diriambo, en Nicaragua. El Güegüense o “El Macho-ratón” fue declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco. La palabra Güegüense viene del náhuatl “huehue”, que quiere decir “sabio”. O el hombre sabio.

Nicolás Melillo –quien antes trabajaba para Drew State- es el maestro mezclador de esta liga de tabacos cultivados en Jalapa y Estelí de las variedades de semilla cubana Criollo 98 y Corojo 99. Este puro nicaragüense fue presentado al mercado en 2015 y es manufacturado en la fábrica de AJ Fernández. De manera que semejante confluencia de talentos tenía que producir algo muy bueno. Y así fue.

Este robusto -5 pulgadas, cepo 50- tiene una hermosa capa marrón caramelo y a la vista recuerda la estampa de un Habano. Tras encenderlo y fumar durante un rato, entiendo que aunque quisiera hablar de evocaciones, de reminiscencias, estas primeras impresiones de El Güegüense son inequívocas: esto sabe a tabaco. Y punto.

Más adelante, sí, aparece la madera. Y de esa madera van surgiendo otros sabores: algo que recuerda a la naranja, un asomo de café que va y viene y ocasionales destellos picosos. Eso en el inicio del primer tercio, en el que predomina esa “sensación” de naranja con su larga persistencia en el retrogusto.

El segundo tercio transcurre por el mismo camino, con un poco más de profundidad. Hasta ahora, en general, es una fumada suave, fresca a su manera y muy aromática.

Llegando al tercer tramo un incremento en la intensidad de sabores hace que la experiencia sea aun mejor. Se mantiene lo que ofrece desde el inicio, pero ahora con mayor fortaleza y también mayor profundidad. Es un cambio notorio en el que además figura el efecto de la hoja fermentada. Y surge una sorpresa ya casi al final: empiezas a pensar en Cointreau y ya para entonces estás seguro de que vas a querer fumar más Güegüense a lo largo de los días venideros. –oscar medina

 

Distribuye Panatrading – [email protected]

 

 

 

 

pixelstats trackingpixel

2 Comments on “El Güegüense – Robusto”

  1. Georges Dieu Terrén

    Yo añadiría y digo añadiría o mas bien sustituiría – por supuesto guardando siempre el respeto del buen paladar de cada quien y en especial de quien hace el comentario de este wise – el licor de naranja por puntas muy dulzonas – muy agradables por cierto – y un siempre sabor a canela a lo largo de la fumada que con ese altas puntas dulces y la madera lo hacen muy agradable. Saludos!

  2. Ernesto

    Tremendo puro ha de ser.
    Gracias por compartir.
    Saludos.

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...