Double Edmundo, de Montecristo

Publicado: 10 agosto, 2015 por Administrador en Puro humo Enviar este post por email Enviar este post por email

El embrujo con este Habano es inmediato: bastan dos o tres caladas para hacerse una idea de su nivel, para percibir su notable diferencia con respecto al resto de la familia Edmundo. Y no es solo un asunto de tamaño (cepo 50, 155 milímetros).

El Double Edmundo se revela al momento como una experiencia “elegante”, cremosa, con un tono untuoso que parece acariciar al paladar y que deja evocaciones de frutos oscuros y algo similar a la vainilla en el retrogusto.

En el primer tercio las impresiones de sabores se van haciendo cada vez más intensas, con cierta tendencia al contraste entre la bocanada dulce y cremosa y el after taste levemente amargo. Mientras, la fortaleza se mantiene en un nivel medio, controlado: aquí lo que hay es sabor, matices, contrastes que juegan y te disparan la percepción de que la experiencia mejora con cada bocanada.

Más adelante, ya en el segundo tercio, los sabores se tornan un tanto más delicados –con algo de chocolate que asoma- marcando un tramo diferente en la fumada: aquí hay reposo, armonía, placidez.

Y llegamos al punto del consejo: fume con lentitud, deje salir el humo sin prisas y seguramente sentirá con mayor claridad el delicioso retrogusto que produce la combustión de esta liga sorprendente.

En el tercio de la despedida nuevamente gana presencia la sensación cremosa, aterciopelada. Lo dulce da paso a algo más complejo, envolvente, y aquí me doy cuenta de que la mayor parte de este texto describe al Double Edmundo en términos de sensaciones, de ideas, más que de sabores concretos y eso me parece tremendo: que un tabaco dispare sensaciones de esta manera no puede más que celebrarse como un triunfo para quienes concibieron este prodigio presentado por primera vez en el Festival del Habano de 2013 y que ya al año siguiente ocupó el puesto 15 en el ranking de Cigar Aficionado . –oscar medina

 

 Tabaco cortesía de La Casa del Habano – @HabanosDOP

 

pixelstats trackingpixel

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...