“Este es un lugar muy especial” – Grecia Quiñones Marrero, gerente de La Casa del Habano Partagás

Publicado: 28 agosto, 2013 por Administrador en Doble corona Enviar este post por email Enviar este post por email

En  febrero los asiduos visitantes de La Casa del Habano Partagás encontraron un rostro nuevo al frente del lugar. Eso, sin embargo, no cambió el trato familiar que se recibe al entrar a este famoso estanco: ese sello se mantiene porque no se trata solo de quién ocupa el sillón de la gerencia. Se trata de un estilo, de algo que fluye de forma natural entre las personas que trabajan ahí: las que tienen tantos años y las que acaban de llegar.

No es cualquier cosa asumir las riendas de este local. La Casa del Habano Partagás es la tienda de tabacos que más vende en Cuba y quizás esté en el cuadro de honor de las más exitosas del mundo. A Grecia Quiñones Marrero le tocó ocupar ese puesto desde el 11 de febrero de 2013.

Se puede decir que Quiñones llegó al mundo del tabaco por la vía de los idiomas. Terminada su educación secundaria empezó a estudiar Contabilidad y Finanzas pero ese asunto de los números no terminó de convencerla y dejó la carrera tras cuatro años. Optó entonces por hacer el curso para trabajar en tiendas que por aquellos días se impartía en su provincia natal, Ciego de Avila: “Me gustaban más los idiomas. Empecé el curso de tiendas, que daba idiomas. Estudié inglés y luego un poco de italiano fuera de la escuela. Después francés. Entré a trabajar en la tienda del Hotel Emperador –NH- de Cayo Coco y fui conociendo el mundo del tabaco”.

Entre 1993 y 2010 pasó por otros locales en el cayo, incluyendo La Casa del Habano del Hotel Blau Colonial y hasta tuvo el lujo de trabajar con Crescencio Hernández, el primer récord Guinnes por el tabaco más largo del mundo: “El era una personalidad. Recorrió el mundo haciendo tabacos hasta en cruceros. Le hizo tabacos a Miterrand, a la reina Isabel. Sentado con la reina le hizo un tabaco y ella se lo fumó con él. Fue famoso. Clientes que estaban en otros hoteles iban a conocer a Crescencio”.

“En el año 2010 me vengo a vivir en La Habana. Y comienzo a trabajar en el Hotel Parque Central, en una tienda de confecciones del grupo Caracol. Empecé como dependienta y al cabo de seis meses paso a ser gerente de un complejo de tiendas que incluía la de la Vueltabajera del Hotel Parque Central y ahí me volví a vincular al mundo del tabaco. Esa es una tienda muy buena, especializada, que vende muy bien, con un lugar muy tranquilo y acogedor. Ha tenido ventas que superan incluso a algunas Casas del Habano. Estuve como dos años de gerente de ese complejo. En febrero se hizo una nueva selección de gerentes y pasé a trabajar acá”.

¿Qué hace a esta tienda diferente?

La hace diferente el hecho de que es una tienda de clientes especiales. No llega a ser una tienda de grupos, sino de clientes específicos, que han sido clientes de la casa durante muchos años. Y también los eventos. Esta es la única Casa del Habano en Cuba que hace eventos. La tienda comenzó haciéndolos en noviembre, desde hace 20 años. Pero había un grupo de amigos que no podían venir en noviembre y se empezó a hacer uno en abril. Nunca fue un grupo tan grande como el de noviembre (en el último vinieron 350 personas), pero gustó mucho. Es un evento más familiar, eso es lo que llega a ser, no como el Festival. Estas son personas que están en el mundo del tabaco, que son amigos de la Casa, clubes de fumadores de países como Italia, Finlandia y han hecho como un gran club de amigos.

¿Qué están preparando para este noviembre?

Tenemos una proyección muy buena para este noviembre. Son cinco días de evento, del 18 al 22 de noviembre. El primer día es el de la acreditación, con los clientes aquí en la casa fumando y tomando, que es a lo que ellos vienen: a fumar y tomar aquí, en familia. Algunos de ellos no se ven durante el año a no ser en el evento. Al otro día es el cóctel. Ahora queremos hacer también algunas conferencias. El cóctel de bienvenida se hace en otro lugar, siempre el martes. Este año estamos tratando de hacer también día de campo y día de playa, relacionados con el mundo del tabaco, claro. Y el día de la cena de gala, cuando hacemos una subasta. Normalmente el sábado se hace un cóctel de despedida en el patio de la fábrica. Eso hicimos en abril. Los amigos vienen a terminar de debatir lo que fue el evento. La pasamos muy bien.

Recientemente recibieron un premio o reconocimiento por ser la tienda más vendedora de la isla…

Sí. Esta es la tienda que más vende tabaco en Cuba. Históricamente ha sido así. En 1993 llegó a vender 4 millones de dólares. Después han bajado las ventas, esa es la realidad y nos hemos mantenido en 2 millones y pico de dólares. Y siempre se cumplen los planes que se prevén.

¿Cuál es el promedio del resto de las tiendas?

1 millón y pico de dólares. Pero ésta es la tienda más vendedora de tabaco en Cuba. Y también de muchos lugares en el mundo. Es reconocida por eso. No es una tienda que necesita el incentivo de grupos de turismo. Aquí no. Y fíjate que el cierre de la fábrica no nos afectó tanto. El año pasado la fábrica estaba recién cerrada. Este año llegamos al millón en ventas el 21 de mayo y el año pasado se llegó el día 10 de mayo. Es decir, con diez días de diferencia nada más.

¿Por qué crees que es la tienda que más vende, porque tiene una ubicación privilegiada o por algún efecto de tradición?

La ubicación es muy importante. Las demás fábricas tienen muchos años de historia pero se han movido de lugar. La de Partagás funcionó en este edificio desde 1845. La imagen de esta fábrica es muy famosa, recorre el mundo entero. Tener la Casa del Habano aquí adentro es un privilegio. Fíjate que la fábrica está cerrada y los clientes todavía vienen buscándola. Esto tiene la proyección de abrir como el Museo del Habano, en el 2015. Abrirá siendo el Museo del Habano con una mini fábrica para demostración de todo lo que se hace en una fábrica. En enero de 2015 abrirá una parte. En este edificio funcionó la única fábrica que se ha mantenido como fábrica en Cuba desde que abrió. Tiene dos siglos. Y estar enclavada aquí hace especial a la tienda. La persona que está en el mundo del tabaco reconoce a este lugar. Hay tiendas quizás un poco más confortables, pero esto viejo, atrae al cliente. Hay gente que llega y dicen que sentarse a fumar un tabaco aquí y tomarse un ron es algo fuera de lo normal. Están tranquilos aquí, es un lugar especial. Sienten el encanto de los años, de lo antiguo.

¿Qué particularidad en preferencias tienen los clientes de esta tienda? ¿Qué cosas buscan aquí?

El cliente de la casa viene por los amigos que creó aquí, lo que es la familia, lo que llaman “los amigos de la casa”. En cuanto a lo que es el Habano, por ser una casa insignia también hemos sido privilegiados a la hora de vender: lo que sale nuevo siempre se pone acá. Tenemos preferencias incluso en cuanto a lo que es cantidad por ser la tienda que más vende. No he notado ninguna preferencia especial. Lo que sí tenemos son muchos clientes que buscan tabacos añejados. Eso es muy importante. Hay gente que viene específicamente buscando tabacos viejos. Eso también te hace diferente. Ahora no tenemos porque ya no hay. Aunque buscaremos. En cuanto a marcas, no por ser Partagás el cliente viene buscando específicamente Partagás. Compran de todo.

Y tienen también esos humidores especiales que no se ven en otras tiendas…

Eso no lo tiene nadie, los humidores de la casa. Esto fue una idea de aquí y ganó fama en el mundo entero. Tenemos un artesano que hace los humidores de la casa, marqueteados, con la fachada de Partagás. Son humidores numerados, en cantidades limitadas. Comprar un humidor de la casa también es algo especial. Otra gente ha tratado de hacerlo, pero no ha sido aprobado por Habanos SA. El tabaco de Habanos SA no se puede sacar de las cajas, no se puede vender fuera de sus cajas. El único lugar donde eso ha sido aprobado es acá. Nosotros le ponemos una anilla del evento anual a esos tabacos que van en los humidores de la casa. Y hemos logrado grandes ventas con los humidores. Son tabacos que Habanos SA nos manda específicamente para los humidores. Hay tabacos de Partagás que no se hacen solamente en la fábrica Partagás. Tratamos de buscar que los tabacos que se ponen en los humidores sean hechos en la fábrica Partagás. Y eso lo hace especial. No son tabacos de edición limitada ni nada, pero son hechos en la fábrica Partagás. Aunque en algunos incluimos otras marcas.

¿Cuál es la meta de ventas este año?

2,2 millones de dólares. Aunque este mes (julio) las ventas han sido bajas, la temporada está muy baja. Ha decrecido en Cuba el turismo en 3%. El plan está un poco duro de cumplir.

¿Qué hacen o pueden hacer ustedes con el asunto de los vendedores de falsificaciones que siempre están en los alrededores y hasta en la puerta de la fábrica?

Eso es como una tradición allá afuera… de años. Las autoridades colaboran con nosotros, pero es un problema complejo.

 ¿Eres fumadora de tabacos?

Sí. Lo que pasa es que fumo solo en cenas o algún domingo.

¿Tienes alguna preferencia particular?

Tabacos de fortaleza suave o media. Me gusta mucho la marca H. Upmann. Para que veas que contradicción, al Partagás lo siento un poquito picante. Generalmente fumo H. Upmann o algún Hoyo de Monterrey. El Epicure 2 me encanta. Y los Half Coronas de Upmann me encantan también. –oscar medina, La Habana

 

pixelstats trackingpixel

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...