Montecristo A

Publicado: 6 abril, 2013 por Administrador en Puro humo Enviar este post por email Enviar este post por email

Este habano es un desafío: 235 milímetros, cepo 47. Su vitola es Gran Corona. Es impecable su presentación en una caja individual de madera. Su capa es sedosa, aceitosa. Y he tenido la suerte de que el tiro está en su punto. En su punto, claro, considerando las dimensiones. Porque cada bocanada exige un poco de esfuerzo, pero recompensa con un sabor estupendo, una especie de concentrado de lo mejor de Montecristo. Y no exagero. A los pocos minutos me encuentro lamentando no haber traído al menos otro ejemplar de La Habana.

El larguísimo primer tercio entrega un tono dulce, con contraste de amargo en el retrogusto y una extraordinaria sensación de refinamiento, profundidad, carácter, sabor.

Pero es un cigarro al que debes atender. Su longitud y cepo lo hacen propenso a apagarse, así que no debes descuidarlo. Y en ese sentido, para algunos pudiera resultar un habano un tanto incómodo, uno que exige mucho tiempo, atención constante y un lugar confortable.

Avanzado el segundo tercio el tiro es más generoso, la intensidad baja un tanto, aunque el buen sabor se mantiene. Hasta el momento no es un cigarro con muchas variaciones tal como pudiera sugerir su longitud, pero el recorrido es más que satisfactorio.

En el último tercio comienza a ganar intensidad nuevamente. La sensación en el paladar es plena, con un buen toque amargo, redonda y compleja y aunque más adelante suaviza, conduce a un buen cierre digno de un gran habano. -oscar medina

pixelstats trackingpixel

3 Comments on “Montecristo A”

  1. Manuel Arcaya

    Coincido casi plenamente con esta apreciación.
    Para ser un Habano, más bien me sorprendió su equilibrio. No tiene cambios de sabor e intensidad que sean significativos.
    Sin embargo, eso es una característica que, a mi parecer, es fundamental en un cigarro de esta longitud
    Permite apreciar los extraordinarios sabores y entrega lo que se busca con esta vitola. Un cigarro pleno que se disfruta en un período largo de tiempo, con paciencia, en un sitio cómodo y prevista la oportunidad en que se tenga el tiempo necesario.
    En mi caso tengo 3 sitios donde se que puedo disfrutarlo, entre ellos el Caracas Cigar Club.
    Donde espero que tengamos la oportunidad de disfrutar de alguna fumada dirigida con estos.

  2. Arturo M

    Ayer tuve la oportunidad de fumar este puro (comprado en la misma tienda donde fue adquirido el de esta reseña), y a pesar de que el tiro no estuvo a mi favor, no puedo negar que ha sido uno de los tabacos mas extraordinarios que he fumado ultimamente, el sabor entre dulce y ahumado, el exquisito aroma y las casi 3 horas que duro encendido fueron de gran compañía para una excelente tertulia tabaquera entre amigos.
    Sin duda uno de los mejores tabacos del vitolario cubano.
    Saludos.

  3. Administrador

    hay que ir a buscar más…

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...