Son of Rogues Gallery Pirate Ballads, Sea Songs and Chanteys

Publicado: 20 marzo, 2013 por Administrador en Sonora compañía Enviar este post por email Enviar este post por email

Cuando le das play a ese tema y arranca ese sonido melancólico y luego entra la voz portentosa y aterradora de Tom Waits, hay algo que te va llevando a un lugar distinto: tal vez a la orilla de un ancho río. Hace frío, pero estás bien abrigado y te sientas a mirar las aguas mientras te acompañas con un puro y una botella de buen whisky de malta. O tal vez te trasladas a una costa en algún punto que no conoces de Irlanda donde la niebla se confunde con el mar y haces que suene Shenandoah una y otra vez, hasta que otros aparecen y se suman al coro junto a Tom y al viejo Keith Richards y la botella pasa de mano en mano.

Así de poderosa es esta grabación ante la cual simplemente te rindes o la rechazas sin puntos intermedios. Pero si te pasa lo segundo, es culpa tuya y de nadie más.

Shenandoah es una canción tradicional estadounidense de origen no muy preciso. Algunos la identifican como canción infantil del siglo XIX, otros se la atribuyen a alguna historia indígena, pero lo más aceptado es que se le tenga por una canción de marineros en vista de que se hizo popular entre ellos a finales del XIX. La lista de músicos que la han interpretado y versionado es extensa. Pero podría apostar mi cupo Cadivi a que ninguna alcanza el nivel de esta que han hecho Tom Waits y Keith Richards para un proyecto discográfico maravilloso.

“Son of Rogues Gallery Pirate Ballads, Sea Songs and Chanteys” se llama este álbum doble aparecido en febrero en el que se reúnen 36 temas –incluyendo narraciones- relacionados con la tradición marinera interpretados por gente como Shane McGowan, Sean Lennon, Iggy Pop, Patti Smith, Macy Gray, Chuck E. Weiss, Frank Zappa, Michael Stipe, Dr. John y otro montón de gente incluyendo a los ya mencionados Waits y Richards, corsarios mayores donde quiera que los haya.

Y no es la primera vez que sucede. Esto nació en 2006 cuando a Johnny Depp se le voló la cabeza tras su papel en Piratas del Caribe. El actor y el director Gore Verbinski encontraron la afición común por las canciones de piratas y tras escuchar cientos de ellas, pensaron –quizás borrachos- que era buena idea hacer un registro contemporáneo de esos temas históricos. Buscaron al productor Hal Willner y se armó un disco –Rogues Gallery Pirate Ballads, Sea Songs and Chanteys- con 43 canciones interpretadas por Bono, Nick Cave, Sting, Jarvis Cocker y otros. Pero tras reunir 600 títulos, obviamente había material de sobra para una segunda entrega.

Y esa es ésta que acaba de salir al mercado orquestada nuevamente por Willner y con la producción ejecutiva de Verbinski y Johnny Depp, quien –de paso- participa en algunos de los tracks. Si en la primera entrega se incluyeron canciones subidas de tono y con letras un tanto fuertes –tanto que Disney marcó distancia pública de ese trabajo capitaneado por su Jack Sparrow-, en esta oportunidad el abanico se abre con un espíritu que Willner ha definido como “más feliz” y en el que ciertamente hay paseos celebratorios, otros melancólicos, otros fantásticos, cantos de trabajo en el mar y otros tópicos ya un poco más alejados de la sordidez del mundo de los piratas reales.

Pese a que pueda suceder que alguna de las opciones te guste menos que las otras, el resultado de esta aventura es digno de respeto y reverencia, considerando la labor descomunal que implica reunir todo lo que encontramos en este álbum: Waits y Richards juntos, Michael Stipe y Courtney Love, Patti Smith y Johnny Depp… y otros que ya descubrirá quien se tome la molestia de rastrear esta fabulosa compilación. Si todavía no se convencen hagan lo siguiente: busquen los videos de los tres temas promocionales en la web de la disquera Anti (anti.com) y si Shenandoah, Leaving of Liverpool y Asshole Rules The Navy no les empujan a remontar la corriente de nuestras deprimidas discotiendas o a zarpar a piratear en la web, entonces no hay nada que hacer: ustedes son caso perdido… -oscar medina

 

 

pixelstats trackingpixel

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...