Cuadernos del XV Festival: Aquí no hay tabaco malo (2)

Publicado: 20 marzo, 2013 por Administrador en Doble corona Enviar este post por email Enviar este post por email

Quisiera uno que la fábrica Partagás estuviera funcionando en su histórico edificio, ese de la calle Industria, detrás del Capitolio, que tiene en la entrada su muy famoso y rentable local de La Casa del Habano donde –debo decirlo- nos atendieron como reyes todas las veces que fuimos durante este viaje. Pero no. Desde enero de 2012 la producción está mudada a una sede “transitoria” en la calle San Carlos #816, también en el centro de la ciudad.

Es un edificio curioso, su patio interno es oscuro y fresco y visto desde abajo luce como un gran rectángulo vacío en el centro pero con sus lados muy anchos donde, en espacios generosos se agrupan las diferentes secciones de trabajo. Arriba hay mucha luz: la de las líneas de fluorescentes y la del solazo que revienta en blanco por las ventanas abiertas.

Recorremos el lugar con una guía que sabe de lo que está hablando y que se empeña en preservar el orden del grupo y se hace evidente que ese justamente –el orden- es un asunto prioritario en esta fábrica en la que sientes que no te quieren perder de vista. Y se entiende: lo que hay aquí es muy valioso.  Y tentador…

Hoy para ellos es un día de fiesta: tienen visita internacional y han decidido animar la galera de torcedores con un televisor conectado a un potente equipo de sonido que suelta un musicón de los mil demonios. Pero nadie baila: todo el mundo está concentrado en lo suyo: en cumplir la meta del día.

Esperanza Puignao Machado es una morena con firme voz de mando. Conversadora y simpática, es la directora de producción de Partagás. Según ella el plan de trabajo para este año es llegar a los 5 millones 800 mil tabacos y para eso cuentan con un equipo de 250 tabaqueros en acción, aunque la capacidad del lugar da para un total de 363. “También tenemos una escuelita para formar a los tabaqueros. Se ha mantenido una buena estabilidad en este periodo y un buen ritmo de producción. Podemos decir que en este momento el plan de enero y febrero se cumplió”.

Aquí se hace toda la línea de Partagás, pero esos 5 millones 800 mil habanos suman también las otras marcas que se fabrican en este lugar: Bolívar, Ramón Allones, La Gloria Cubana y Quai D’Orsay. “A veces hacemos marcas de otras fábricas pero ellos nos traen el know how, el cómo quieren ellos que le hagamos su ligada”. Y si en algún momento la demanda por Partagás exige más, ese extra se encarga a otras fábricas.

La mudanza no significó mayores traumas: el engranaje funciona. Aunque Esperanza no puede ocultar que extraña el viejo edificio: “La fábrica allá lleva una reparación capitalizable muy grande. Queremos regresar, pero no depende de nosotros porque estaba en muy malas condiciones. Hay que esperar. El edificio original me gusta por sus características, porque es patrimonio. Pero no es menos cierto que aquí hay más espacio, más luz, otro tipo de condiciones. Estar allá nos traía problemas para el flujo de producción y la estabilidad misma del tabaquero”.

 – ¿Cómo se controla la seguridad de la producción, cómo se evita la salida irregular de tabacos?

– Aquí existe un grupo de protección física, ustedes los ven uniformados. Esta no es una fábrica de pérdida grande de tabaco. Puede haber algo, pero hay mucho control con respecto a eso. Hay mucho control en la producción: desde los manojos que zafamos hasta los tabacos que se hacen, se anillan y se embalan.

La nueva joya

Al lado de Esperanza hay siempre una presencia discreta pero que impone respeto: la de Arnaldo Vichot, el maestro ligador de la marca, creador del recién presentado Lusitanias Gran Reserva Cosecha 2008.

“Desde el año 52 estoy en el giro tabacalero”, cuenta Vichot: “En Partagás llevo ya 14 años, cuando me jubilé en la fábrica La Corona. Estuve 39 años en La Corona, y  estuve cuatro en la antigua Por Larrañaga, que fue donde empecé en la tabaquería”.

¿Cómo se llega a ser maestro ligador? ¿Qué hay que hacer?

Tener amor por el tabaco. Que le guste a uno hacer una ligada perfecta. Y la ventaja que tenemos los cubanos es que tenemos dos zonas exquisitas para hacer tabaco, que son San Juan y San Luis. Con eso ya se hace un buen ligador.

¿Usted tiene la libertad de experimentar y probar nuevas ligas?

Probamos ligas, después se llevan a las catas, se analizan y si dan el resultado, se lanzan al mercado.

¿Cómo es la reserva de Partagás?

Ese Lusitanias es una cosa exquisita. Es un tabaco añejado. Tiene también un olor exquisito. Unos dicen que es miel, pero para mí tiene el olor a ciruelas pasas.

¿Qué buscaba cuando creó esa ligada?

Buscábamos la exquisitez de un tabaco. Con ese añejamiento y con los mejores torcedores, tiene que salir exquisito. Esta es una cosa que es dulce, con una fortaleza preciosa.

¿Cómo le gusta a usted el tabaco?

Cuando yo fumaba, fumaba ese mismo tipo de tabaco: de añejamiento y fortaleza. En aquel tiempo los hacíamos nosotros mismos.

¿Qué le aporta el añejamiento al tabaco?

Le aporta que pierde toda la “grasa” y le da el sabor verdadero de la hoja. Es la hoja viva, natural, que al quemar desprende su aroma exquisito. El triunfo de este Lusitania está en la ligada, en que ligamos dos zonas tabacaleras, que son San Juan y Martínez (de donde se usaron las hojas de Ligero) y San Luis (de donde se escogieron las hojas de Seco). Y al ligar esas dos zonas tiene que salir bueno. Todo el tabaco de Cuba es bueno. Hay unos que son un poquito mejores, pero no hay ninguno malo. Todos son buenos. -texto y fotos: oscar medina

 

 

pixelstats trackingpixel

One Comment on “Cuadernos del XV Festival: Aquí no hay tabaco malo (2)”

  1. Carlos L

    Estas bien escritas lineas refrescan los recuerdos de tan agradable viaje. Como parte de la delegacion de Venezuela, es justo que me refiera a la buena compañia de los amigos de Valencia y al grupo de caraqueños, siempre todos bien dispuestos a pasarla bien y fumar mejor aun. Creo sin temor a equivocarme que todos aprendimos cosas nuevas y ademas tuvimos la interesante oportunidad de conocer a grandes personalidades del mundo de los Habanos y a aficionados como nosotros. Aprovecho esta vitrina para agradecer publicamente a todos los venezolanos que participaron en el evento y muy especialmente a Oscar que se esta encargando de compartir lo que vivio. La invitacion es para el año que viene, para que nuestra delegacion sea mas numerosa aun. Todos estan invitados… por el PURO placer

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...