Elías Murciano: “Lo importante es relajarse y disfrutar el puro sin que nadie te moleste”

Publicado: 19 marzo, 2013 por Administrador en Yo fumador Enviar este post por email Enviar este post por email

Elías Murciano ha vivido en un montón de ciudades. Dieciséis. Eso, para alguien tan joven es bastante. Murciano es el chef ejecutivo del restaurante Le Gourmet, del Hotel Tamanaco. Ha estado en algunas de las mejores cocinas del mundo, en locales con tres estrellas Michelin y ha aprendido de maestros insignes como Martín Berasategui y Alain Ducasse. Y en 2005 se consolidaba su fama en Madrid con el restaurante Citra. Pero quizás pocos sepan que su primera experiencia real fue en un kibutz israelí: allí, adolescente, lavando trastes sucios y preparando desayunos para un ejército de personas, le tomó el gusto a los fogones, al trabajo duro que representa y entendió que eso era lo que quería hacer el resto de su vida.

Eso y pasarla bien.

Murciano aprecia, por supuesto, la buena comida. Para eso se formó. Y disfruta como pocos lo que viene después: un buen puro acompañado de un gran destilado. Por eso nos acompañó una noche en el Caracas Cigar Club: para hablar de su gusto por el tabaco.

El primer habano que paladeó en su vida fue de esos que no se olvidan. Ya había dejado de trabajar con Berasategui –el Lasarte- cuando decidió visitar al maestro para pedirle un gran favor. “Me dijo: agarra un puro, agarra el ron y vamos a la terraza a charlar. Le estaba pidiendo que me ayudara para irme a vivir a París. Eso fue lo que hablamos, eso fue la fumada. Fue un gran negocio. Ir con Alain Ducasse, ese fue el favor que le pedí. Y ese fue el primer puro que me fumé. Lo disfrutamos los dos y fue un buen negocio para mi, porque al final me fui”. Esa tarde se fumaron dos Partagás Serie D Nº 4. Desde entonces, es su habano favorito: “Tengo un amor importante por ese puro cubano con el que aprendí a fumar y me gusta fumarlo siempre”.

Hoy, sin embargo, está probando un Barroco, de Di Fazio. Y le ha gustado: “Estoy sorprendido, este tabaco está divino”. Aunque mantiene inalterable el gusto por el sabor de lo cubano, reconoce que orientado por Germán Núñez, de Panatrading, está abriendo su paleta de opciones para incluir algunos cigarros de Centroamérica.

Con sus colegas en España se aficionó a fumar con cierta regularidad: “La mayoría de los cocineros disfrutamos la buena vida y eso quiere decir fumar, comer, beber. Siempre disfrutábamos de un puro después de una buena comida”.

¿Alguien te guió en esto?

Se fue dando en el grupo de amigos, cada uno aportó su granito de arena. Cada vez que salíamos a comer a algún sitio y nos sentíamos realmente satisfechos, pedíamos puros. Sobre todo en San Sebastián, que es donde saben apreciar los puros después de una buena comida y tienen la cultura de fumarlo, sea pequeño, mediano o grande.

¿Y no fumabas tabaco de las canarias?

Pues no. Determiné que si conozco lo mejor, para qué voy a bajar. Esto no gira solamente en torno al tabaco, depende del momento: con quién estés, con quién lo disfrutes y qué comiste. Tiene que ser un momento de tranquilidad y de charla con amigos. Un buen puro, una charla con un amigo y un buen ron, es lo mejor.

¿Cuál es tu tabaco preferido?

He conocido unos cuantos últimamente, pero el Partagás Serie D Nº 4 es el que más me fumo. El año pasado fumé mucho Wide Churchills. Y me encantó el Bolívar. Y también los centroamericanos que me ha traído Germán.

¿Cuál es la vitola que buscas como primera opción?

Robustos. Fumo mucho robustos. También me sorprendió mucho el Culebras de Partagás. Me pareció extraordinario. Es muy particular. Y es para compartir, eso es lo más divertido.

La mejor hora para fumar es…

Después de comer. Independientemente de si es desayuno, almuerzo o cena. Después de una buena comida es lo correcto: una buena comida y una buena cocina.

¿Qué prefieres, fumar bajo techo o al aire libre?

Al aire libre. Ves el cielo, ves las estrellas, estás tranquilo, te relajas… Yo trabajo encerrado en una cocina.

¿Cuál es la bebida ideal para acompañar tu fumada?

Hace unos meses me invitaron a un round trip de Zacapa. Con puros soy bebedor de ron o de un whisky de malta añejo de verdad. O un armañac o un coñac. Creo que puede ser bueno con todos los destilados añejados. Disfruto el momento. Pero me sorprendió mucho fumar y acompañarlo con el XO de Zacapa. Es una mezcla perfecta entre un armañac y un ron. Creo que es una buena bebida para un buen puro. Y de hecho durante ese viaje me fumé siete puros, uno cada día, con mi ron XO. Igual creo que el ron venezolano no tiene nada que envidiarle a ninguno.

¿Qué es lo peor que puede pasarte cuando estás fumando?

Interrumpir la fumada, como a cualquier fumador. Que te manden a apagarlo.

¿Cuál ha sido el escenario o momento más recordado en el que hayas estado fumando?

Este con el ron Zacapa fue importante, en Guatemala. El lugar estaba entre cinco grandes volcanes… brutal. Pero lo importante es relajarse y disfrutar el puro sin que nadie te moleste.

El mejor momento para encender un puro es…

Después de una buena comida.

Un tipo de música o un libro ideal para acompañar la fumada…

Prefiero charlar entre amigos. No tengo lectura o música específica, me concentro en disfrutar el momento, en ver cómo quema el puro, en ver a mis amigos. Y así lo disfruto más.

¿Cuál es tu manía personal a la hora de fumar?

Palpo el puro. Eso es importante porque así sé cómo va a estar al final. Llevo tocando carne toda mi vida con las manos para saber el punto, entonces prefiero palparlo.

¿Dónde compras tus tabacos?

Tengo dos proveedores, tengo a Germán y a aquel (apunta hacia Javier Moreno, de las tiendas La Galera). A los dos los tengo cerca. Son grandes amigos y nos vemos frecuentemente.

¿Qué prefieres, una fumada breve o una prolongada?

Una fumada de una hora me basta para descansar.

¿Cuántos tabacos te fumas en una semana?

En un día me puedo fumar tres, pero tengo que estar extraordinariamente gozando una bola. Generalmente me puedo fumar un par de puros a la semana, antes fumaba cuatro o cinco. No tengo tanto tiempo como antes. No puedo fumar ni en el restaurante ni en el hotel.

¿Cuál ha sido el tabaco más especial o singular que hayas fumado?

El Espléndidos de Cohiba. Muy grande.

¿Hay alguna particularidad de tu oficio que sientas que te permite apreciar mejor los puros?

Indiscutiblemente el paladar tiene que ver en este juego. Los cocineros tenemos una especial atención al paladar. Bueno, depende de qué tipo de cocineros… El cocinero es lo que come: si todos supiéramos eso, todos seríamos mejores cocineros. Si el cocinero es lo que come, tiene que estar muy atento a lo que disfruta y saborea. Hay mucha mediocridad en el medio, pero uno tiene que ser el mejor comensal y el mejor gourmand siendo cocinero. Y nadie se espera menos. Es muy importante el paladar. Y al fumar tienes los sabores y los aromas, es como una cocina, es combustión.

¿Te gusta probar nuevos tabacos o prefieres tus vitolas y marcas acostumbradas?

Soy un tipo de costumbres, muy clásico en mis escogencias. Pero he estado probando tabacos nuevos gracias a Panatrading. No espero nada del tabaco, sino que me sorprenda por sí solo. Y eso es bueno.

¿Dónde fumas?

En La Casa del Habano fumaba bastante. Abajo, en el parquecito del hotel, a veces fumo. Mi vida está basada en el hotel Tamanaco, esa es mi casa.

Te iniciaste fumando tabaco cubano, comenzaste a probar centroamericanos en Venezuela. ¿qué diferencias percibes en cuanto a sabores y calidad?

No tengo nada de qué quejarme. Tiran mejor los centroamericanos. Lo que pasa es que los cubanos tienen su peculiaridad. Y yo tengo un amor importante por ese puro cubano con el que aprendí a fumar y me gusta fumarlo.-oscar medina

FOTOS: GUSTAVO BANDRES – CONTACTO: 0412 5899146

Agradecimientos al Caracas Cigar Club. Contacto: 0412 2411188

 

 

pixelstats trackingpixel

One Comment on “Elías Murciano: “Lo importante es relajarse y disfrutar el puro sin que nadie te moleste””

  1. Manuel Arcaya

    Oscar te felicito por las variaciones de la entrevista, respecto a las preguntas regulares.
    Como toda persona notable, Elías no escapa de ser “un personaje”.
    Seguro de sí mismo, aunque confesó que le había costado conseguir su rumbo en la vida.
    Es persona simpática y conversadora, será un placer volver a compartir un puro.
    Y por supuesto, contar con más “personajes” que se sometan al escrutinio de los que compartimos esta afición.

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...