La Flor Dominicana Colorado Oscuro Nº5

Publicado: 29 enero, 2013 por Administrador en Puro humo Enviar este post por email Enviar este post por email

Impetuoso en el arranque, notablemente amargo y con un aroma fuerte y penetrante, no se anda por las ramas este Colorado Oscuro al que la fama de recio de precede. Después de haber escuchado algunas historias de pálidas monumentales, confieso que hace meses que esquivaba la cita con este cigarro.

Pero, parafraseando al brasileño Luis Fernando Veríssimo: Homem que é Homem não teme a nenhum charuto.

Así que he cenado bien, me sirvo un whisky y un vaso de agua y a darle candela a la flor…

Es curioso el contraste entre el aroma intenso de hoja fermentada que despide –y que ahogaría si estuviera en un lugar cerrado- y el toque de dulzor que parece posarse –sí, posarse- sobre la lengua con cada bocanada durante este plácido primer momento.

Llegando al segundo tercio el efecto de su fortaleza es de esos que puedes llegar a sentir en el estómago. Así que atención: a este cigarro hay que llevarlo con calma.

El Colorado Oscuro Nº5 de La Flor Dominicana es una vitola de dimensiones considerables: 5 ¾ y cepo 60.  Se trata, además, de una edición que circula en cantidades limitadas dos veces por año y que se presenta en cajones de 50 unidades. Su capa –oscura, atractiva y aceitosa- es de hoja de tabaco ligero del tipo Sumatra, cosechada en Ecuador; su capote es Sumatra cosechado en Dominicana y su tripa suma hojas nicaragüenses y dominicanas.

La quemada y tiro de este cigarro son impecables. Y proporciona una fumada sabrosa, de tipo lineal –si se quiere-, pero gustosa, en la que persiste lo dulce, un elemento que armoniza bien con el Buchanan’s 18 que la acompaña y que, supongo, armonizará aun mejor con un ron venezolano.

Avanzado el segundo tercio la experiencia suaviza levemente su intensidad, lo mismo que su dulzor. Pero solo un poco, lo suficiente para dar paso al contraste con un emergente dejo amargo.

Algunas bocanadas más tarde, se siente otro “golpe” de fortaleza, algo como para recordarte que debes seguir a ritmo pausado…

En el último tercio, ya cerca del final, hay un bajón de sabor y lo que entrega en este punto es una presencia amarga que ya no invita mucho a dar cuenta de lo poco que queda del cigarro.

Me gusta de este cigarro que no está concebido solo para golpear con su fortaleza, sino que es capaz, especialmente durante los dos primeros tercios, de presentarse como una fumada de carácter pero amable y sabroso en materia de gusto. Claro, no es un tabaco para todos los días, pero habrá ocasiones en las que resultará una opción acertada. –oscar medina

 

Distribuye Panatrading – [email protected]

 

pixelstats trackingpixel

One Comment on “La Flor Dominicana Colorado Oscuro Nº5”

  1. German Nuñez

    Este tabaco mejora notablemente con una guarda de entre 6 a 8 meses en el humidor. Los sabores se intensifican y los picos de los “golpes” se atenúan. Hice la prueba. Luego de la guarda respectiva, mejora 100%.

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...