Joya de Nicaragua Antaño 1970 Belicoso

Publicado: 1 agosto, 2012 por Administrador en Puro humo Enviar este post por email Enviar este post por email

Sólido al tacto, de capa oscura, resulta un cigarro pesado y da la impresión de tener mucha, mucha hoja compactada en su tripa. Como esos vinos cuyo aroma dice más que su sabor, así son los primeros minutos de este Belicoso: el aroma que despide es complejo y rico, pero en la boca su comienzo es lento aunque con la promesa de que algo consistente vendrá más adelante.

El Antaño 1970 es un puro confeccionado con hoja cosechada en Nicaragua y torcido a mano en esta fábrica de Estelí que se promociona como la primera factoría de tabacos de ese país, operativa desde 1968.

Poco a poco el cigarro va entregando discretos toques de sabor y revela algo profundo pero igualmente discreto que ayuda a generar la expectativa suficiente como para querer seguir avanzando. Podría decirse que hay sutileza aquí en esa sensación de una complejidad dosificada, redonda y sin picos, que te conduce a plantear dos posibilidades: o determinar que le hace falta una pegada de mayor impacto o a entender que puede ser una fumada calma y reposada que irá entregando más a su propio ritmo.

Apostando a la segunda opción sigo adelante para encontrar que entrando al segundo tercio la intensidad de su sabor a tabaco oscuro se torna más generosa y que aflora un toque dulzón y cremoso que contrasta muy bien y lo hace más interesante.

En este punto y ya en el último tercio la composición equilibrada de sabores tiene madera y pimienta negra y hasta es posible percibir que esa “madera” es como la de un tonel en el que ha reposado un buen destilado.

Lo curioso es que persista en su redondez, sin evidenciar picos y que cada bocanada es como un todo en uno que resulta por demás grato y leve a su manera aunque sin perder esa profundidad que es reforzada por el perfume de su aroma.

Sí, es un puro complejo, cremoso también y dotado de una fortaleza singular que no abruma. Diría que no es un cigarro indicado para quien busca extremos arrebatadores y oscilaciones porque se trata de una fumada equilibrada en todo el recorrido y signada por una redondez que bien se podría calificar de elegante. Es más bien el tabaco para quien busca un prolongado momento de sosiego. –oscar medina

 

Tabaco cortesía de Cuban Cigars. Centro San Ignacio, 262.22.84 – @cubancigarsvzla

 

pixelstats trackingpixel

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...