Double Black: de lo bueno, más

Publicado: 22 junio, 2012 por Administrador en Copa tras copa Enviar este post por email Enviar este post por email

Hace ya unos cuantos años, la gente de Black Label organizaba unos encuentros dirigidos por un conocedor en los que se degustaban algunos de los whiskys de malta que conforman la mezcla de su célebre destilado. Era una experiencia singular: en cada uno de esos tragos se podía identificar la presencia del blended y viceversa.

Algo similar deben haber hecho para llegar a este Double Black que, luego de dos años teniendo presencia en los Duty Free del mundo, ahora –a mediados de junio- fue presentado como edición limitada de 10 mil cajas en el mercado venezolano.

Juan Carlos Arias, Brand Ambassador de Johnnie Walker, explica que los maestros mezcladores de la casa trabajaron en la deconstrucción del Etiqueta Negra para replantearse una versión “mejorada” considerando las que son consideradas como sus características emblemáticas: “Se les propuso reinterpretar al Black Label, elevaron algunas notas y modificaron las proporciones de mezclas para hacer un producto doblemente intenso. Cuando buscamos entender qué es lo que hace tan especial al Black Label encontramos que los consumidores destacan su intensidad y su carácter y dentro de lo que se refiere al carácter está presente lo ahumado de su sabor. El reto fue inspirarse en algo que fuera consecuente con esto”.

El equipo de Jim Beveridge, el maestro mezclador de la casa, aprovechó la ventaja de disponer de whiskys que se producen en las islas escocesas occidentales, añejados en la costa, y que poseen esas cualidades: carácter, profundidad, sabor ahumado.

Beveridge lo describe así: “Johnnie Walker Double Black, es una expresión nueva y diferente de Johnnie Walker Black Label, igualmente convincente, sólo que más ahumada e intensa, creado con una magia especial”.

El Double Black sigue esa tendencia de destilados premium que no reflejan la edad de sus componentes en la botella. Una estrategia que claramente permite experimentar con mayor libertad. Y, como dice Arias, “las obras maestras no tienen edad”.

La recomendación de Arias es ponerlo en contacto con el agua: “El agua despierta y potencia lo ahumado, por eso le viene bien un cubo de hielo que, al diluirse, irá despertando esos sabores”.

A la vista destaca en el Double Black su color: ámbar, oro cobrizo. El aroma es el característico del Etiqueta Negra y al agregar un toque de agua despiertan otras notas de frutos secos, madera, vainilla. Al probarlo la experiencia es plena: cremoso, con notas dulces en la punta de la lengua, atrás lo salado y la madera, y a los lados los puntos ácidos que parecen vibrar en el paladar. -oscar medina

pixelstats trackingpixel

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...