La salvadora de los puros del rey Juan Carlos

Publicado: 8 diciembre, 2011 por Administrador en Doble corona Enviar este post por email Enviar este post por email

rosa1Cuando habla de su oficio se asegura de que entiendas que para ella no es cualquier cosa: ni un accidente, ni una imposición. Rosa Rosabal Santos conoce de tabaco en serio. Y no oculta cierto grado de molestia al constatar que las nuevas generaciones de torcedores no siempre demuestran el respeto que merece la tradición.

Para ella fue tan natural como aprender a caminar, o a leer. “Mi papá era veguero y mi mamá torcía puros. Lo aprendí de ellos desde muy niña. Soy de Manzanillo, en la provincia de Gramna. Teníamos una finca en la que se cosechaba tabaco mientras mi papá estuvo vivo. Ya no. Pero la tradición la llevo en la sangre””.

Coqueta al fin, rehúsa sumar sus años de edad y despacha las fechas sin mucha consideración. Sin embargo, recuerda que fue en 1967 cuando empezaron formalmente las escuelas de torcedores en La Habana: “Pasé un año en la escuela. Yo era muy jovencita y había gente de mucha experiencia. Cuando llegamos a la fábrica, no creían que las mujeres podíamos hacer puros tan buenos como los hombres que trabajaban ahí. Aprendimos mucho de ellos y al final, toda mi generación salió muy buena”.

De la escuela entró a las galeras de la fábrica H. Upmann, donde aún continúa trabajando pese a que ya pudiera estar disfrutando derosa2 la tranquilidad del retiro. Rosabal es, de hecho, la única persona on grado de maestra torcedora que continúa activa: “Ya estoy pasada de jubilación, debería estar en mi casa pasándome al sillón. Pero si dejo esto me parece que me voy a morir. Eso es importante: sentir esto, llevarlo adentro. La única vieja en la fábrica soy yo. Sí, no hay gente ahí más vieja que yo”.

En H. Upmann, cuenta, tienen normas estrictas: “Los puros deben ser de calidad, hay que respetar los métodos, conocerlos. Esto tiene que gustarte de verdad. La diferencia en un buen puro lo hace la liga y la técnica. Y eso lo lleva el torcedor en las manos. En la fábrica nos exigen calidad. El tabaco es caro y usted tiene que hacer un producto bueno. La calidad es respeto”.

Su dominio del arte de torcer puros la ha llevado lejos de su tierra en más de una ocasión. Con su fardo de hojas ha pasado largas temporadas en Alemania, Suiza, España. Y esta es su segunda vez en Venezuela: “Vine en 1992 y ahora he visto que la cultura de fumar está más amplia que esa vez, a pesar de la ley esa antitabaco, que está muy fuerte”.

rosa3En España dictó una cátedra muy singular. Un día -¿2006, 2007?- la llevaron a una fábrica secreta. Sin darle mucho detalle de la ubicación, nada más le dijeron: “Rosa, vamos hoy a visitar a las muchachas que le hacen los tabacos al rey. Es posible que usted les enseñe algo a ellas…”. Y así fue: “Apenas entré supe que tenían tabaco cubano. Por el olor. Ese olor es inconfundible. Me mostraron los baúles aquellos, enormes. Aquello era una divinidad. El material era mejor que el que yo tenía y del tiro hasta me regalaron capa”.

Luego de esa sorpresa, les pidió a las seis torcedoras del rey que le hicieran una demostración de su trabajo. Y cuando las vio en acción no se aguantó: “Les dije yo: pobre rey”. Pero el monarca español, en todo caso, no fuma. Eso fue lo que le explicaron. Los puros torcidos con esa hoja excepcional se usaban como obsequio para visitantes y para los asistentes a los banquetes reales. Su diagnóstico definitivo lo dio a puertas cerradas en la oficina del director de la fábrica: “No quería hablar frente a las muchachas. Le dije que eso estaba muy mal, que ellas no sabían hacer tabacos”.

rosa4

– ¿Usted se ha fumado esos puros?
– Sí, dijo el director: pero tienen mal tiro
– ¿Y cómo el rey acepta eso?
– Es que el rey no fuma

Entonces había que aprovechar la ocasión para reparar las fallas. Lo siguiente fue la orden del director a las torcedoras: debenatender a las lecciones de Rosa. “Ahora es que ustedes se van a graduar en hacer puros, les dije. Aprendieron en seguida. Me daba mucha pena con ellas, pero tenía que decirles la verdad. Que debían ir a Cuba a aprender. Ellas estaban fascinadas conmigo, la pasamos muy bien ese día. Y le hice unos puros al director. Hasta me mandaron después un molde y una tabla a Cuba. Fueron muy amables conmigo. Para mi fue un honor. Seguro que el rey ahora sí que fuma  sus puros. A ese lugar nadie más tiene acceso, sólo entran ellas. Fue todo un honor. Si un día regreso a España me gustaría visitar a esas muchachas”.

rosa7En Venezuela –durante esta visita organizada por Havana Cigar (ahora grupo Verilux)- descubrió algo más: que el tabaco también se come. Una noche estuvo haciendo demostraciones en un evento y allí se encontró con esa revelación: “El chef me preparó una comida. Cogió una hoja de volao, le quitó las puntas, le echó limón, aceite de sésamo y otras cosas. Hizo unos rollos con pollo y pescado, me puso unas salsas y me lo comí. Yo no concebía aquello. Cuando cuente eso en la fábrica no me lo van a creer”. –oscar medina

FOTOS: GUSTAVO BANDRES

pixelstats trackingpixel

5 Comments on “La salvadora de los puros del rey Juan Carlos”

  1. Carlos L

    Ademas de buena persona, puedo atestiguar que los puros elaborados por Rosa, son excepcionales. A Rosa la pueden vistar durante cualquier dia de la semana en Epicur (la semana que viene) o en La Casa del Habano (la semana siguiente). Ella estara en Venezuela hasta el 22 de Dic.

  2. joel

    Ese es el ser q m dio la vida es lo mas grande q tengo yo,es mi madre rosa t amo mama y m alegra verte aki cada uno d los dos famosos en su rama eres lo mas grande d este mundo mama t amo con mi vida eres mi regalo mas grande tu hijo joel.

  3. Gerardo

    Excelentes puros los de Rosa me hizo unos robustos con dob
    Le hoja de ligero que quedaron espectaculares

  4. Lbertonc

    Excelente los puros de Rosa, es que hasta húmedos los fumaba; recuerdo que me llevé unos cuantos después de fumarme dos en Epicure !! Nos relató que para ella el ser torcedora era algo mas fuerte que estar en el divan de su casa (ese cuento a Edgar y a mí en una oportunidad). Es una mujer sin igual y amante de la perfección del Habano…

  5. Lbertonc

    Excelente los puros de Rosa, es que hasta húmedos los fumaba; recuerdo que me llevé unos cuantos después de fumarme dos en Epicur !! Nos relató que para ella el ser torcedora era algo mas fuerte que estar en el divan de su casa (ese cuento nos lo echó a Edgar y a mí en una oportunidad). Es una mujer sin igual y amante de la perfección del Habano…

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...