CAO Lx2 Toro

Publicado: 31 agosto, 2011 por Administrador en Puro humo Enviar este post por email Enviar este post por email

CAO LX 2Nada más verlo impone respeto con esa combinación de estampa de tabaco clásico y serio, pero con diseño gráfico de tatuajes tribales en el ornamento de sus anillas.

De capa muy oscura, rígido al tacto, como si acumulara gran cantidad de hoja compactada, su aroma es notable aún antes de someterlo a la llama del encendedor.

El tiro excelente deja percibir un sabor intenso. Mejor dicho, de efecto intenso. También hay toques de cuero y alguna nota dulzona más bien imprecisa. Al expulsar el humo se revela un elemento determinante en toda la experiencia: ese retrogusto, ese rastro tan marcado, de grato sabor amargo acompañado de destellos picantes que, primero, estallan con abundancia y algo de agresividad y que, en breve plazo se dosifican para mayor disfrute.

El CAO Lx2 da la sensación de hoja fermentada que trae sutiles reminiscencias del Toscano (leves, que no se asuste nadie), y destaca en él un aroma denso y perfumado.

Este cigarro fue presentado por CAO en el año 2008. Su liga la componen la casi negra capa nicaragüense, además de hoja dominicana y hondureña. De hecho, contiene dos tipos de tabaco ligero que explican su fortaleza cosechados en Nicaragua y Dominicana. De ahí su nombre: “Ligero x 2”.

En una primera prueba, pasado el primer tercio, decidí acompañarlo con un café bien cargado y la experiencia –de día- mejoró considerablemente, atenuando el toque a cuero. Otra cosa se hizo evidente: es un tabaco que, por su fortaleza, te hace saber que necesita ser acompañado…

La segunda vez con un ejemplar de estos de vitola Toro (6 pulgadas, cepo 50), fue en la noche, tras una comida abundante y acompañado de un trago de escocés: factores que sumaron para un gratísimo momento.

En ambos casos, el comportamiento del Lx2 fue similar: arranque agresivo, gran impronta de su retrogusto, buen grado de fortaleza, notas picantes que se dosifican y predominio del sabor a hoja bien fermentada, especialmente a partir de la mitad del tabaco.

La gente de CAO dijo alguna vez que concibió esta línea para ofrecer una verdadera fumada de cuerpo, pero sin perder de vista que no se trataba de desarrollar un cigarro fuerte por el mero hecho de serlo. El objetivo era conseguir fortaleza y al mismo tiempo riqueza de sabor y complejidad, elementos que suelen ser desechados por otras marcas que se afincan sólo en el golpe. Los de CAO, sin embargo, lo lograron. Y muy bien. – oscar medina

Tabaco cortesía de Cuban Cigars Venezuela. Centro San Ignacio, 262.22.84

pixelstats trackingpixel

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...