H. Upmann Mágnum 50

Publicado: 25 mayo, 2011 por Administrador en Puro humo Enviar este post por email Enviar este post por email

magnum 50-2El llamativo y al mismo tiempo elegante tubo que lo atesora ya por sí solo es una invitación a fumarlo. Y al sacarlo de su envase, el ejemplar que me dispongo a encender muestra sobre la superficie de su capa esas motas blancas que indican que el cigarro está en su mejor punto de conservación.

Al momento de escribir estas líneas he fumado tres de estos magníficos puros, pero debo confesar que con el primero fue una suerte de flechazo y que son las impresiones iniciales las que prefiero que prevalezcan en esta reseña.

El Mágnum 50 salió al mercado en 2005 como una Edición Limitada que, como en todos los casos, significó el estreno de un formato que hasta entonces no figuraba en el vitolario de esta marca: un cepo 50 con 160 milímetros de longitud. Es decir, un formato para una larga fumada, que hoy se reedita ya como uno más de la excelsa familia H. Upmann.

Para continuar con la cursilería, en la mismísima primera bocanada surgiómagnum nota la idea de que estaba ante una iluminación, ante el momento en el que dices: esto va a ser algo muy bueno, éste será un tabaco al que siempre volveré.

El Mágnum 50 muestra un carácter recio que revela añejamiento y condiciones de hoja tratada con cuidado y maestría. Entrega un sabor potente pero con matices, pleno, especiado y con toques picosos estimulantes aunque equilibrados y desprende un rico aroma a madera.

Hacia la mitad el puro suaviza un poco su carácter, pero sólo lo suficiente para devenir en una fumada placentera como pocas que recuerde haber experimentado.

Su tiro es excelente: la cantidad de humo justa para apreciarlo en todos esos matices donde hay algo tostado que va y viene.

El último tramo de la fumada se torna un tanto caliente, pero el cigarro obsequia un poco más de picor combinado con un claro gusto a nuez moscada, a algo aceitoso que resulta muy grato para culminar esta historia con un final tan feliz como el que anunciaron esas bocanadas iniciales.

(Las otras dos oportunidades en que lo fumé quizás no fueron tan espléndidas como la primera, pero resultaron muy placenteras. Quizás habría que estrenarse sin combinarlo con licores fuertes, con el paladar limpio. Fumen y, por favor, dejen sus comentarios a ver qué tal) – oscar medina

Tabaco cortesía de La Casa del Habano, Caracas. Tlf. 993 4575

pixelstats trackingpixel

4 Comments on “H. Upmann Mágnum 50”

  1. Gerardo

    Buenos días Oscar, disculpa mi ignorancia en el tema de conservación del Tabaco, pero a qué te refieres cuando escribes en esta nota “muestra sobre la superficie de su capa esas motas blancas que indican que el cigarro está en su mejor punto de conservación.” …… Yo he visto esto en algunos Habanos y los desecho de mi selección (compra) por lo mismo, claro está, parece que estoy equivocado cuando leo tus reseñas cada vez que las publicas…

    Gracias de antemano y saludos!…..

  2. oscar medina

    gerardo, si las motas son blancas es lo que se conoce como plum o bloom. eso indica conservación y momento óptimos. si las motas son verdes, se trata de hongos. así que cuando las veas blancas, fúmate ese!

    saludos y gracias a ti por leer y comentar y preguntar. de eso se trata este espacio.

  3. Julio Vergara

    Saludos Gerardo, tal como te comenta Oscar esas motas blancas llamadas bloom son sencillamente la cristalización de los aceites naturales que contienen las hojas del tabaco una vez que llegan a la cara expuesta de la capa, eso se logra únicamente con procesos de conservación y guarda óptimos, pero cerciórate de que sean blancas, pues si son verdes, azules, azul-verdosas o blancas-azuladas, estamos en presencia de esporas de moho y eso es perjudicial

  4. José l.

    Saludos a los tres,Julio, Oscar y Gerardo, efectivamente comparto el mismo criterio sobre el “sudor”? del habano bien conservado, pero hay que decirle a Gerardo que antes de encenderlo que retire el “plum”,( yo suelo hacerlo con una servilleta muy fina y suavemente, con CARIÑO,) no sea que le afecte a la fumada.Este fenómeno no lo he visto nunca en las cajas que compro ya que la mayoría de las veces las abro en presencia del vendedor por motivos muy particulares,( fumo habanos hace unos 37 años) y sí en los que conservo en casa en mi humidor y a los que me gusta controlar como van evolucionando con el tiempo para comprobar su estado de conservación.
    He descubierto la pagina recientemente,(me han regalado el cacharro este,el IPAD) asi que estaré por aqui de vez en cuando.
    Hasta la próxima

    .

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...