H. Upmann Número 2

Publicado: 30 enero, 2011 por Administrador en Puro humo Enviar este post por email Enviar este post por email

hupmann2aBuena fama nunca han tenido los banqueros a lo largo de la historia, pero el alemán Herman Upmann seguro ganó su parcela en el cielo tras seguir sus instintos epicúreos mudándose a La Habana no sólo para fundar un banco sino para concebir esta gran marca de cigarros en 1844.

El número 2 es un ejemplar que pocas veces vemos en el país y que ha regresado casi como un regalo durante la pasada navidad. Es una Pirámides, 156 milímetros, cepo 52.

El aroma de este habano al encenderlo me recordó de pronto al de un buen whisky.hupmann1nota1 Algo como el Talisker o el Cardhu: es decir, pura y maravillosa malta.

Sin embargo, la primera vez que lo fumé equivoqué la armonía: no pude apreciar bien sus matices porque lo acompañé con un ron de carácter. Error. No estuvo mal, pero sentí que me había perdido de mucho. Y así fue.

Esa experiencia reforzó algo de lo que ya estaba convencido: de que los H. Upmann hay que fumarlos sin probar licores fuertes y preferiblemente junto a unos pocos sorbos de agua que limpien y refresquen el paladar. O, en todo caso, con un espresso. Al menos las primeras veces.

Este puro de capa aceitosa no es tan untuoso como podría parecer a la vista. Va de medio a fuerte, con una personalidad muy definida que impacta de inmediato el paladar.

En una segunda oportunidad decido guiarme por lo que sugiere su aroma y le acompaño con un trago de escocés: el asunto mejora notablemente.

A la tercera sigo mi prédica y lo encaro con apenas un vaso de agua. Para entonces encuentro que su sabor ya se ha instalado en la memoria del gusto y encuentro otras variantes: algo como metálico, y algo dulzón que asoma de tanto en tanto pero que –es curioso- no hace que la fumada se perciba como suave. Nada de eso: es un cigarro que va ganando en fortaleza y diría que en buena medida tal percepción radica en la presencia de un sostenido toque de cuero que, como he escrito en otras reseñas, no es precisamente mi sabor preferido…

No estoy seguro de que haya una cuarta ocasión, pero sí es un hecho que le va bien el whisky y es indudable que no es un puro para principiantes ni para encenderlo con el estómago vacío.

Que alguien más lo pruebe y, por favor, deje aquí sus comentarios. – oscar medina

Tabaco cortesía de La Casa del Habano, Caracas. Tlf. 993 4575

pixelstats trackingpixel

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...