Habanos, lo que hay que saber

Publicado: 12 enero, 2011 por Administrador en Fuma que algo queda Enviar este post por email Enviar este post por email

montecristo4-1Por lejano que esté alguien de estos placeres, siempre cautiva la visión de un buen estanco: los puros exponiendo sus pieles claras y oscuras, perfectamente alineados dentro de esas cajas de noble cedro que remiten al espíritu de algo clásico, de un asunto legado desde otros tiempos con su aura de sofisticado gusto.

¿Pero en verdad es todo tan complejo? Como en el mundo de los vinos, en el de los buenos cigarros las cosas se aprenden probando y con los sentidos bien dispuestos. Conviene, sin embargo, despejar posibles dudas.

¿Qué es qué?
Existe, por supuesto, un lenguaje propio aquí, ciertos conceptos que deben ser aclarados. Un cigarro es un tabaco. Un puro es un cigarro hecho sólo con hojas de un mismo lugar, de un mismo país. Obviamente, no todo cigarro es un puro, porque hay tabacos en los que se combinan hojas de distinta procedencia, como suele suceder con los centroamericanos. Un habano sí es un puro. Pero además habano es una denominación de origen: sólo son habanos los tabacos hechos en Cuba. Y todos, claro, son tabacos.

Desde los tiempos en que el marinero Rodrigo de Xeres le mostró a Cristóbal Colón, allá en Gibara, lo que fumaban sus sorprendidos anfitriones, el tabaco ha sido siempre lo mismo: un hatajo de hojas que se enciende por un extremo y se aspira por el otro. Lo demás es arte. Y negocio.

Refinado ese arte, hay más por saber. Torcer es manufacturar el cigarro. Torcedoratorcedora o torcedor, es la persona maestra en este oficio. Y un cigarro tiene sus partes. Vamos por ellas: la anilla es el aro de papel que rodea al tabaco e identifica a la marca. La capa es la hoja externa. El capote es la hoja que está debajo de la capa y que mantiene unida la tripa del cigarro. La tripa es el relleno. La liga es la receta o combinación de las hojas. La perilla es la porción que cubre la punta cerrada del tabaco. El cepo es el grosor. El tiro es la poca o mucha resistencia que ofrece el cigarro al succionar el humo. Y la vitola es un vasto listado que describe y agrupa los distintos formatos del cigarro, vale decir, el catálogo.

¿Por dónde empiezo?
Comencemos por una verdad demoledora: este es un placer costoso. En materia de habanos la falsificación es una industria aún más boyante que la oficial. Y la tentación del habano barato termina por extraviar al paladar en medio de experiencias por demás desagradables. El buen tabaco, el bien hecho y mejor procesado, hay que pagarlo. De modo que uno debe adaptarse a lo que puede el bolsillo o a lo que se esté dispuesto a desembolsar. Aquí no vale el principio de la cartera Louis Vuitton hecha en China, por una razón muy simple: lo que fumes va directo a tu organismo. Y así como no te tomarás un whisky comprado en la vía rumbo a Punto Fijo porque sabes que eso es todo menos escocés, tampoco debes fumar un Cohiba falso comprado en una arepera de la avenida Urdaneta sólo porque es más barato.

En esto de los habanos no hay gangas ni ofertas y en el país, como tantas otras cosas, los precios se mueven al ritmo del dólar. Así que se fuma lo que se puede y hay que desconfiar de las historias de quien trae habanos de contrabando a través de sospechosas valijas diplomáticas y de quienes juran dar mejores precios porque tienen un contacto en la fábrica que… Puro cuento.

Dicen los que saben que la mejor manera de iniciarse es con la vitola llamada mareva. Y el más digno representante de esta familia es el Montecristo Número 4, el habano más vendido en el mundo y al que se tiene como patrón de comparación de lo que es un buen cigarro.

A partir de ahí, se puede seguir la exploración hacia arriba o hacia abajo en materia de precios y calidad, desde los más sencillos hasta la gama de los premium y lo que han dado en llamar súper premium, para encontrar aquellos que mejor se adapten al gusto personal y a la capacidad de compra del consumidor.

Los tabacos grandes y de calibre grueso pueden lucir imponentes o como un reto muy duro para el recién iniciado. La verdad es que los cigarros de mayor cepo proporcionan experiencias más ricas en matices y más complejas que sus parientes de delgada estampa. En los habanos pequeños el fabricante suele utilizar una receta más “picante”, de mayor impacto y debido a su corta longitud la sensación de humo caliente es intensa.

portatabacos1Quien decida hacer compras sustanciosas de cigarros, debe adquirir también un humidor, una de estas hermosas cajas de madera con dispositivos internos que generan las condiciones ideales de humedad y temperatura para conservar los tabacos. Otra buena idea es hacerse con una “purera” o porta tabacos, para llevar con uno los tabacos sin riesgo a que se dañen.

¿Dónde comprar?
El negocio de los habanos es un monopolio controlado por una empresa estatal llamada Habanos S.A. Para manejar mejor una industria que produce una cantidad limitada de mercancía en un negocio azotado por las falsificaciones, en cada país donde circulan los habanos –en Estados Unidos están prohibidos por el embargo- hay uno o máximo dos distribuidores autorizados por los cubanos para comercializar sus marcas.

En Venezuela esa empresa es Havana Cigar (ahora Verilux). Ellos venden altienda mayor en buena parte del país y en Caracas están asociados a las dos tiendas más importantes del ramo: Epicur (El Rosal) y La casa del Habano (Las Mercedes). Sólo allí –y en unos pocos lugares más como Sunny Lite (CCCT) y en Cuban Cigars, en el San Ignacio- se adquieren habanos legítimos garantizados en su origen y calidad.

Pero no sólo de habanos vive el hombre. En algunas de las principales ciudades del país se consiguen también excelentes cigarros centroamericanos de las marcas Rocky Patel, La Aurora, Padrón y CAO, por citar algunos. Y también los de Crispín Patiño, los más destacados de entre las marcas hechas en Venezuela.

¿Dónde y cómo fumo?
Hay que entender que esto no es un vicio, como el ramplón acto de despacharse un cigarrillo tras otro. Fumarse un puro requiere de tiempo y un lugar adecuado, uno donde no haya prisas ni personas intolerantes al humo, uno donde no molestes ni te molesten, uno donde la brisa no perturbe la combustión pero donde el encierro no ahogue. Mejor si es un espacio tranquilo y mejor aún si se puede acompañar de alguna bebida digna: un buen ron venezolano, un whisky con poco hielo, algún oporto, un coñac si el clima lo permite.

Elegido el cigarro, hay que contar con un equipo mínimo: cortador y un encendedor de gas butano, fósforos de madera o láminas de cedro. Jamás hay que utilizar Zippo (aunque ya los hay a butano, la llamada línea Blue) u otros encendedores con bencina: el tabaco absorberá el sabor y quedará arruinado, lo mismo si se sostiene con las manos impregnadas de perfume o de cremas y aceites por delicado que sea su olor.

cortadorEl tabaco debe cortarse con cuidado: un tajo certero con el cortador (guillotina) un poco por debajo del borde de la perilla. Se aconseja prenderlo primero, antes de dar la primera bocanada, con el encendedor de forma pareja para evitar la combustión irregular. Y entonces sí, sentarse relajado a disfrutar de este fruto de la naturaleza.

Cada fumador desarrolla sus manías y su ritual particular. Pero esto es lo básico. La única gran regla queda para el final: el tabaco no se aplasta torpemente contra el cenicero. Hay que dejarlo extinguirse lentamente en el cenicero y que su humo azul desaparezca sin forzar el momento.

¿Dónde me informo?

Lo mejor es encontrar un estanco atendido por personas que conocen del tema y con suficiente criterio como para orientar ante tantas opciones. Aquí volvemos a lo mismo: este ideal no abunda. La recomendación es nuevamente la gente de Epicur y de La casa del habano.

La revista Cigar Aficionado es uno de los pocos medios impresos especializados que se consiguen en el país y suele ser generosa en su sitio web, www.cigaraficionado.com. El sitio de Habanos S.A. (www.habanos.com) no sólo difunde la información oficial de la industria, sino que incluye una buena herramienta para conocer las vitolas de cada marca y hasta para determinar si una caja es o no legítima.

En Venezuela existe un solo medio que se ocupa del tema y de informar sobre lo que se consigue en el país y las novedades que van llegando, además de otras informaciones de placeres próximos al buen fumar: www.vitolario.com -oscar medina
(Texto publicado en la revista Estampas el 13 de junio de 2010)

pixelstats trackingpixel

9 Comments on “Habanos, lo que hay que saber”

  1. Olga Martinez

    Me gusto toda la información contenida en este artículo, es bien interesante y práctico para aquellos que desean comenzar a fumar un tabaco de este tipo. La intención que tuve al buscar este tema en Internet fue saber si la anilla que rodea el tabaco para identificarlo, tiene algún valor, ya que poseo una colección importante de ellas que mi papá decidio alguna vez guardar.

    Si tienen a bien contestarme se lo agradecere.

    Un saludo cordial,

    Olga

  2. Administrador

    Olga, muchas gracias por tus comentarios. Nos alegra que hayas encontrado útil ese texto.
    Sobre las anillas: uno podría suponer que quizás sean de interés para coleccionistas o empresas relacionadas con el tema. Todo, claro, en función de lo bien conservadas que estén y de las particularidades de la colección.
    Saludos

  3. Miguelito

    Excelente articulo, facil, ameno con un lenuaje entendible… resume los puntos mas basicos de este bello placer de fumar un habano, un tabaco o un puro.
    Felicitaciones por esta Web tan bien diseñada e informativa, enhorabuena !!!

  4. El Guille

    Excelente articulo, y muy pedagógico por demás, soy un “nuevo” amante de los puros, tabaco y gigarros, y he tenido la oportunidad de probar de todos, desde los que vienen en su caja con código de seguridad, hasta dominicanos, los que vienen singles en tubito de metal, de distintas marcas, de los traídos por “amigos desde cuba” incluso atadios de 25 habanos de marca reconocida traida por esa via, e incluso la suerte de haber comprado unos cuantos en una de las FIT en el stand de cumana, unos recién torcidos y en mi presencia, y cabe destacar que aunque no soy conocedor, es mayor la diferencia entre un tabaco centro americano y un habano cubano que entre unos habanos cubanos “legales ” que “ilegales” no se si aun mi paladar es un neofito en tal sentido pero es mi humilde opinión, y una ultima pregunta al Administrador, estoy haciendo mal (para mi paladar y mis demas sentidos) en hacerme de una existencia “completa” pero de tabacos traídos por amigos que visitan la isla y que aunque traen muchas señales de ser BUENOS PUROS no vienen en la caja identificativa y menos aun con el tan nombrado codigo barra de seguridad Gracias

  5. oscar medina

    Guille, la mejor manera de “educar” el paladar y de encontrar un perfil más o menos claro de los gustos personales es justamente probar. Es decir, fumar y fumar. El problema con los tabacos traídos de Cuba por amigos es que en la mayoría de los casos se trata de falsificaciones. Algunas serán de mejor calidad que otras, en algunas fumaras hoja de tabaco y en otras quién sabe qué… el problema estriba en que lo que crees que estás fumando no es lo que tienes en la mano. No podrás identificar los sabores de Partagás fumando falsos Partagás…

    La única garantía que puedes tener comprándolos en Cuba es que tus amigos lo hagan directamente en alguna tienda oficial, sin ponerse a inventar ni a creer en gangas ni cuentos de primos y parientes que sacan los tabacos de la fábrica.

    Otra historia son los tabacos sin marca que venden en Cuba. Ahí ya sabes que estás fumando algo de menor calidad pero que no te intenta engañar.

    Saludos y gracias por tus comentarios

  6. German Romeri

    Me gusto mucho este articulo, muy explicito, me gustaria me recomendaran alguna marca de las que hay por aca en mexico, en mi estado, Tabasco, Mexico, hay dos empresas que fabrican de forma artesanal puros, pero no son muy faciles de conseguir, me gustaria tambien que me enviaran articulos parecidos a este a mi direccion de correo, les mando un gran saludo y una felicitacion por su excelente pagina en la red.

  7. luis valvuena

    caramba hermano pero en esas tiendas que mencionas los habanos tienen precios de joyeria estan demasiado caros y comparto contigo el punto que no hay ofertas en habanos que es proporcional al tipo de cambio pero entiendo que este distribuidor es autorizado y por lo tanto recibe un descuento en habanos s.a. por ser el unico para vzla pero insisto los precios son demasiado alto ejemplo fui a la tienda a comprar un cohiba behike calibre 56 y me lo ofertaron en la modica cifra de 1700 bs para ser mas exacto el amigo Elio, en epicur ,( un tabaco) y puedes acceder a la pagina oficial y te encuentas que la misma tiene un costo de 350 dolares americanos si multiplicas esto por 25 bs tomando esa exageracion tendras que la caja cuesta 8745 bs a costo y el por ser distribuidor seguramente tiene un descuento por ser un mayorista es decir cuanto esta ganando este distribuidor por una caja de tabacos ….. es un lujo fumar siempre lo ha sido pero en estas tiendas se pasan de maraca hay que encontar una forma de acceder a los mismos de una forma mas justa y equilibrada le vendria bien un poco de competencia a estas tiendas saludos cordiales para todos los fumadores que participan en el foro

  8. Demaso R. Corsa

    Comparto la opinión del señor Valvuena, de lujo a usura hay pocos pasos, lo que en poco tiempo afectara a esos comercios pues es imposible que subsistan con precios tan altos y pocas ventas

  9. Alvaro Lerzundy

    Excelente post y muy buenos consejos para aquellos que desean incursionar en este tipo de placeres, y tambien para aquellos que desean tener una cultura sobre el tema. Felicitaciones.

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...

El Montecristo que esperó 37 años El Montecristo que esperó 37 años

Quién sabe las tantas vueltas del destino, los vericuetos de los azares, ...

Bad Behavior has blocked 649 access attempts in the last 7 days.