Amália at The Paris Olympia 1957

Publicado: 3 febrero, 2010 por Administrador en Sonora compañía Enviar este post por email Enviar este post por email

Amália Rodrigues
CNM

amalia at the olympia022Amália Rodrigues es al fado lo que Gardel al tango: ícono y emblema; su figura, su vida y obra, encierran y expresan con voz única la esencia de esta entrañable música portuguesa. En aquellos tiempos en que presentarse en el Olympia de París significaba haber alcanzado un lugar entre los grandes, Amália conquistó su espacio propio llegando a tener temporadas fijas con cinco y ocho presentaciones sucesivas e igualando –ya en los años sesenta- la proeza de Edith Piaf con 15 conciertos al hilo. Los franceses estaban rendidos.

Fue en 1957 cuando la fadista se consagró para siempre en ese histórico teatro parisino con un concierto que hoy tiene ribetes de leyenda. Recuperadas y remasterizadas del vinil –con algunas limitaciones de sonido-, las grabaciones originales se encuentran disponibles en digital dentro del catálogo de la colección Patrimonio de la Companhia Nacional de Música. La selección de 14 temas es una verdadera antología de sus éxitos tempranos y de lo mejor del fado. -om

pixelstats trackingpixel

One Comment on “Amália at The Paris Olympia 1957”

  1. Mayte

    Cierto Oscar. El disco es maracilloso. Lo compré en Madeira. Mientras más lo oigo más me gusta

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...