Bolívar Gold Medal

Publicado: 25 septiembre, 2009 por Administrador en Puro humo Enviar este post por email Enviar este post por email

bolivar gold medalPara quienes el deleite comienza con la vista se antojará interesante desnudar a un Gold Medal, despojarlo de su vestimenta color oro para encontrar que bajo ese llamativo ropaje lo que hay es un clásico Bolívar.

La marca con la que los fabricantes de habanos decidieron homenajear a Simón Antonio de la Santísima Trinidad allá en 1902, es conocida por la reciedumbre de sus extraordinarios puros torcidos en pleno centro de la capital cubana con hojas de la región de Vuelta Abajo. Y éste le hace honor al apellido: delgado pero con mucho carácter.

No sólo es áspero en la primera aproximación, sino que su fumada se revela con una curiosa cualidad astringente que ataca rápidamente al paladar y se extiende por toda la boca, generando de inmediato la convicción de que se trata de un puro que no otorga concesiones y que ha sido concebido para complacer a un fumador muy bien determinado.

Acompañado de un Carúpano Centenario su rudeza se equilibra con la alta gradación alcohólica -45- de este perfumado ron venezolano.

Si se busca fortaleza, el Gold Medal no decepcionará, pero a lo largo de la fumada no ofrecerá mayores variantes porque la misión de este cigarro cuya vitola es llamada Cervantes (cepo 42, 165mm de largo) es esa: ir al grano. Resulta curioso, además, que en tiempos en que las preferencias del mercado apuntan a formatos gruesos, Habanos S.A. haya decidido retomar en 2007 –y exclusivamente para los locales de La Casa del Habano- este formato que había descontinuado a principios de la década de los 90.

Debo confesar que aunque normalmente disfruto el carácter de otros ejemplares de la marca como el deliciosamente peleonero Belicoso, el Gold Medal me dejó un tanto desconcertado: no puedo señalarlo como un mal tabaco porque no lo es, pero no logré descifrarlo ni conseguir razones subjetivas suficientes para pensar que otro día vaya a querer fumarlo nuevamente, como no sea la de confirmar o desmentir esta primera impresión. -om

Tabaco cortesía de La Casa del Habano, Caracas

pixelstats trackingpixel

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...