El estafado generoso

Publicado: 23 agosto, 2009 por Administrador en Fuma que algo queda Enviar este post por email Enviar este post por email

Fue una sola vez. Hace ya algunos años. Acepté la invitación a dar una charla sobre tabacos en el estreno de un festival gastronómico en Valencia que, además, incluía un amplio espacio para los vinos.

La verdad es que los nervios hacían presagiar lo peor. Pero no estuvo mal la cosa. Un grupo de entusiastas de los tabacos estuvo en la sala y a lo largo de la exposición no fueron muchas las bajas en la audiencia. Conversamos, vimos videos sobre la manufactura de los habanos y algunos se animaron a encender sus puros como correspondía a la situación.

estafado_generosoComo es un tema que de alguna manera me obsesiona, buena parte de la exposición se centró en cómo reconocer las falsificaciones, esa plaga que azota a los buscadores de gangas. Pero al final, sucedió. Al terminar, uno de los asistentes se acercó para comentar la buena impresión que le causó la charla y tuvo el gesto de invitarme a fumar uno de sus tabacos.

Cuando recibí el cigarro comprendí que todo lo dicho había caído en saco roto. Este espontáneo agradecido me obsequiaba un Churchill de Romeo y Julieta con el doble anillado que identifica a las Ediciones Limitadas que lanza Habanos S.A.

– ¿Y esto dónde lo compraste?, le pregunté: Porque nunca antes lo había visto
– Ah, esos se los compro a un vendedor que los trae de Cuba y que viene de Aruba
(o Curazao, ya no recuerdo, pero da lo mismo)

Por supuesto que aquí en Venezuela no había visto tal cosa. No existe un Churchill Edición Limitada por una razón elemental: esas ediciones consisten en puros que normalmente no figuran en el vitolario tradicional de las marcas. Es decir, si uno de los formatos emblemáticos de Romeo y Julieta es, justamente, el Churchill, queda descartado que la industria cubana vaya a “lanzar” una línea especial de este producto en esa vitola que ya existe de antemano.

Me explico mejor: la única variante de este puro es el short churchills, una versión corta, diferente, del tabaco que conocemos y que no figura como edición limitada.

shorchurchill

Resignado y sin ánimos para decirle que su proveedor le había estafado, lo encendí, le di algunas caladas y apenas pude hice lo que debía para evitar un mal rato innecesario: lo boté.

Todavía me pregunto si lo hizo para probarme. Aunque me sirve de consuelo el hecho de que lo haya sacado de su porta tabacos y que él mismo siguiera paseando por la exposición fumando una de esas falsificaciones con las que tanta gente gusta de engañarse y exhibirse como la gran cosa.

De todas maneras, aún le agradezco el detalle. –om

pixelstats trackingpixel

One Comment on “El estafado generoso”

  1. solar

    ¡Siempre hay uno de esos!

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...