La importancia de ir al detalle

Publicado: 20 julio, 2009 por Administrador en Doble corona Enviar este post por email Enviar este post por email

Cierto dicho afirma que el mejor tabaco es el regalado. En ocasiones la conseja es verdadera. Pero la frase encierra una verdad a medias. Y eso es culpa de la gran plaga que azota a este veleidoso placer: la falsificación de las grandes marcas de producidas en Cuba.

Cigarro en mano, sin ver de dónde salió ese cilindro y sin conocer la confiabilidad del proveedor, sólo queda encomendarse al paladar. Es decir, a que el paladar descubra si hay engaño antes de que el organismo se resienta víctima de ese manojo de hojas de mala calidad y nula maduración.

Para seguir con las frases hechas, vale aquí parafrasear hasta reinventar una muy conocida: “la caja es reflejo del alma”. Una mirada atenta permitirá detectar el fraude.

Lo primero que salta a la vista es la calidad de construcción de esa caja. No hay que ser un experto en nada para darse cuenta cuando algo tan sencillo está mal hecho: con terminaciones irregulares, clavos sospechosamente torcidos, material barato. Más directo: si la caja es fea, si luce mal elaborada, ¿cómo estará lo de adentro?

Esta es, obviamente, una variante cargada de subjetividad. Así que vayamos a lo objetivo. Todas las cajas son exclusivamente de cedro. Incluso las que vienen “empapeladas” con la iconografía de la marca: al voltearlas se debe ver la madera. Y con un poco más de ojo avisado, hay que encontrar que las vetas de la madera siempre tienen que ir a lo largo de la caja.

podemos agregar una pequena descricion en cada foto

Posición correcta del escudo del sello

Hay dos elementos distintivos en el exterior de las cajas: el sello de garantía y la calcomanía de Habanos S.A., la empresa que controla el monopolio cubano de puros. La manera más sencilla de describir al sello de garantía es decir que parece una suerte de pequeño billete impreso en tinta verde, recargado en impecables detalles, y con el escudo de Cuba en uno de sus extremos y la frase “sello de garantía nacional de procedencia” en el centro y escrita además en alemán, inglés y francés.

Este año la industria cubana introdujo variantes en el sello y emitió un comunicado con la información: “De ahora en adelante, se introducirá gradualmente un Nuevo Sello que se diferencia del anterior al agregarse dos nuevas partes. En su extremo derecho un área que incorpora un Holograma como elemento de seguridad y en la parte izquierda próximo al Escudo de la República de Cuba, un código de barra que personaliza a cada envase. Esta etiqueta o precinto fiscal se coloca siempre desde la parte superior (vista superior) izquierda del cajón o display de 3 a 6 mm del borde del cajón y doblando hacia el frente del cajón o display, siempre que sea posible, por el centro del Escudo Nacional”.

El sello, explican, se “destruye” al intentar retirarlo de la caja y está hecho con un material plástico que no se puede copiar ni escanear. Además, las cajas llevarán un código de barras “que personaliza cada envase de tabacos sellados”.

Así es que van

podemos agregar una pequena descricion en cada foto

Al abrir la caja no deben romperse ni las letras ni la figura de la hoja

El sticker, por su parte, es alargado, y sobre fondo blanco se ve una imagen en líneas negras de una hoja de tabaco y a su derecha en letras rojas con sombreado amarillo e impresas en ligero relieve, la palabra “Habanos”. Todo esto enmarcado entre cuatro líneas doradas, dos delgadas y dos gruesas que recorren toda la calcomanía.

Ambos elementos siempre están presentes en la cara superior de la caja, vale decir la tapa, y siempre estarán colocados en esquinas opuestas. Respetando ese principio, la ubicación puede variar: “En las cajas de dos capas la calcomanía va arriba en la esquina derecha y el sello abajo a la izquierda”, ilustra Carlos Lander, gerente de la importadora venezolana Havana Cigar: “Y en las que llaman de tapa de corredera o de mazo, la calcomanía está en la esquina inferior derecha y el sello verde arriba a la izquierda”. Hay una excepción: “En todas es así, menos en las de Cohiba Espléndido en las que los dos distintivos están del mismo lado pero uno en la esquina superior y el otro en la inferior”. Para no extraviarse: como “de dos capas” se conoce en el lenguaje especializado a las cajas más bien grandes con tapa de mecanismo de bisagra y en las que los habanos están dispuestos en dos filas, la una sobre la otra. Y “de tapa de corredera”, son aquellas cuya tapa, precisamente, se desliza para dejar ver los cigarros atados en un mazo.

Hay un par de aspectos clave en la colocación: el sello verde se ubica de tal manera que al abrirse la caja el escudo cubano quedará rasgado a un costado. Y el de Habanos de forma que no se rompan ni la palabra ni la hoja dibujada.

Por la letra

podemos agregar una pequena descripcion en cada foto

Estas marcas deben ir quemadas en la caja y las vetas de la madera seguir una misma dirección

Hay otro grupo de sellos que se hacen quemados en la madera y a bajorrelieve. Todos deben mostrar la misma característica: se trata de una quemada limpia, muy bien hecha (aunque algunas presentan mínimas irregularidades) y con un muy definido tono negro. Están en la cara inferior de la caja y siguen un patrón descendente: la primera dice “Habanos s.a.”, con la misma tipografía que ya vimos en la calcomanía de la cara superior. Le sigue la orgullosa: “Hecho en Cuba”, en letras mayúsculas encerradas en el contorno de un alargado cilindro. Y finaliza con la frase: “Totalmente hecho a mano”, en letras cursivas. También, dependiendo del procedimiento, reza “A mano” (cuando lo es sólo parcialmente) o nada especifica cuando el cigarro es confeccionado a máquina.

“Además hay un sello marcado en tinta que identifica a la fábrica y señala la fecha de elaboración”, explica Lander: “Antes se usaba una codificación secreta. En la actualidad se mantiene un código nuevo para señalar a la fábrica, mientras que la fecha sí queda clara en mes y año”.

Los habanos comercializados en Venezuela añaden algunas variantes: “Las cajas cuyo valor es de 100 dólares en adelante llevan un holograma que dice ‘Havana Cigar’ en primer plano y como escrito dentro de un tabaco con dos líneas de humo y con un fondo que repite varias veces ‘Habanos legítimos’. Y en la cara inferior añadimos el sello en tinta que contiene la advertencia de los riesgos del fumar y otro, cuadrado y grande, que identifica a la caja como importada por Havana Cigar”.

Buena vista, menos trampa

podemos agregar una pequena descripcion en cada foto

Vista de una caja legítima: hay que fijarse en la colocación de los stickers

Visto el exterior, hay aspectos a tomar en cuenta al abrir la tapa y rasgar los sellos. “En una caja de dos capas, hay que fijarse en la primera de ellas. La altura de los anillos en todos los tabacos debe ser la misma, todos los tabacos deben tener igual tono, es decir, debe haber familiaridad en el color. Todos los cigarros tienen que ser del mismo tamaño y grosor, las terminaciones de la cabeza deben ser similares y el corte en el extremo será limpio, parejo”. En otras palabras, se exige armonía ahí adentro. “Esas características se aplican a los mazos. Si sacas el mazo y lo paras, todos los tabacos deben ser iguales”. Y además de posar la mirada sobre los puros, también hay que fijarse en eso que llaman “la vista” y que es la variadísima iconografía de la marca que se observa especialmente en las cajas forradas y que en las legítimas está impreso a la perfección y con gran nivel de detalle.

Otro factor complementa los requisitos: “En los tabacos que vienen cubiertos por una hoja de cedro, ésta tiene siempre un corte en la esquina superior derecha que se repite en la hoja que está entre las dos capas. Las marcas que incluyen esa lámina en la capa superior son Partagas Serie D No 4, Cohiba Espléndido y toda la línea 1492 de Cohiba. Las otras están cubiertas en principio por una hoja de papel pero en el medio llevan la de cedro”.

No es común tener la oportunidad de hacer tan exhaustiva revisión. Pero si la compra se está haciendo en un lugar o a un vendedor cuya seriedad aún no se ha comprobado, bien vale la molestia verificar que la mayoría de estos requisitos se cumplan (aunque hay que advertir que no siempre todo está perfecto en las cajas cubanas, pero mientras más elementos estén bien…). Evitar ser timado también es parte del placer de fumar. –om

pixelstats trackingpixel

9 Comments on “La importancia de ir al detalle”

  1. Miguel

    Y yo comprando tabacos chimbos…

  2. Luis Umbría

    Carlos es un gran conocedor de esto, no lo podemos dudar.
    Pero, debido a las complicaciones cambiarias y a otras razones comerciales, los importadores y expendedores de puros en el mercado legal venezolano los ofrecen a precios casi inaccesibles. Estoy convencido que ante esta circunstancia es preferible fumar poco que fumar mal, porque la avalancha de médicos, petroleros, maestros, entrenadores y otras tantas categorías de visitantes cubanos, nos acosan con cigarros que ofenden por la burda piratería que representan.
    Sólo quien no conoce bien del elevado placer que es fumar un buen puro, se deja intoxicar con cigarros cubanos que muchas veces espantan la curiosidad del principiante que se interesa en este delicado gusto por los tabacos.
    La opción de los puros venezolanos no deja de ser interesante, sobre todo cuando contamos con una marca como CRISPIN PATIÑO que sorprende por su incógnita calidad cuando es dado a probar en otras latitudes y que lo coloca con el “Puro Orgullo” de los venezolanos que fumanos.

  3. Carlos

    Como comenta el amigo Luis, a veces los precios son elevadisimos, en argentina tambien pasa, y nos vemos inundados a traves de las paginas de internet de venta de Habanos. Me han traido de Costa Rica una caja de Cohiba explendidos, un amigo con muy buena voluntad pero al no ser conocedor le vendieron una falcificacion!!

  4. Jorge Piñango

    Si de verdad hay que tener cuidado, pienso igual si esta dura la cosa Fumar Poco pero de Calidad y no esos bichos chimbos que les puedan ofrecer. DILE NO A LA PIRATERÍA DE HABANOS

  5. Guillermo

    Ademas de eso que si compras piratería puedes estar fumando periódico. Mi amigo de Cuban Cigars me mostró un montecristo que lo que tenía adentro era periódico!!

    No se dejen engañar, compren cosas de calidad, y cuando digo de calidad no significa gastar mucho dinero… Asesorese bien! En Epicur, Cuban Cigars, Doble Corona y la Casa del Habano hay gente profesional que les pueden ayudar. Mi experiencia personal en Cuban Cigars fue muy buena y siempre me recomiendan justo lo que estoy buscando y lo que se adapta a mi fumada, están ubicados en el San Ignacio, sector las Vegas

  6. Jodedor fumador

    Pero que cuerpo del periódico era? Porque si era el obituario de verdad que era una mierda.
    No pirateen la fumada! Gasten los reales, pero bien!
    Saludos

  7. German Nunez

    Estimados. Quienes estamos en este negocio y lo afrontamos de manera serie y responsable, no debemos tolerar la proliferacion en el mercado de este tipo de producto. Primero porque atenta contra la salud, mas alla de los riesgos normales (el fumador nunca sabra realmente que se fumo); y segundo, porque quienes pagamos impuestos por traer al pais productos legitimos y de calidad premium nos vemos envueltos en contra de nuestra voluntad, en una competencia desleal y desequilibrada. Pero no nos enganemos. Lamentablemente, al final cada quien compra lo que quiere. Solo nos quedara la satisfacccion de no haber parado en alertar a los incautos y de convencer a quienes de manera ya consiente, se atreven a fumar lo desconocido, sin importarles las consecuencias para su salud.

  8. German Nunez

    Disculpen el error de tipeo. Se escribe consciente.

  9. Portatil buena calidad

    Extupendo todo gracias

Dejar un comentario

Más en vitolario

Síguenos en twitter

Doble corona

Padrón: un paseo entre tabaco Padrón: un paseo entre tabaco

Un viaje por las plantaciones de tabaco de Padrón en Nicaragua... http://youtu.be/7jIbcTBvHmE  

Y llegó Toraño Y llegó Toraño

Toraño entra, ahora sí, con buen pie en Venezuela. La afamada marca ...

Copa tras copa

Seducidos por Grant’s Seducidos por Grant’s

En cada puesto hay cinco copas. En la primera el líquido es ...

Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología Diplomático Single Vintage 1997: un ron de antología

Diplomático Single Vintage Rum 1997 irrumpe en la escena del Ron de ...

Fuma que algo queda

Habanos: ¿Y cómo queda eso? Habanos: ¿Y cómo queda eso?

Lo que está bien no hay que menearlo: sabiduría de calle a ...

Oval Maduro, el retador Oval Maduro, el retador

Es casi un ejercicio extremo fumarse dos tabacos en simultáneo. Pero bien ...